LOS USOS DE LA MANTECA DE KARITE EN COSMETICA

quimica01

La Manteca de Karité  provienen de las nueces del Karité, un árbol que crece en las sabanas de muchos países de África central, cuyos frutos son del tamaño de una nuez.

El árbol Karité, tiene una altura de 12 a 20 metros aproximadamente, con ramas cortas y corteza grisácea y rojiza en su parte interna. Su floración comienza en enero y termina en marzo. Sus flores se agrupan en umbelas y el fruto es una baya que tiene el aspecto de un pequeño aguacate o una nuez. Crecen en el árbol de karité, considerado sagrado, y por esa razón no se recogen más que los que caen en el suelo, nunca de sus ramas. Las propiedades cosméticas de la manteca de karité son varias.

La manteca de karité. Se utiliza mucho en cosmética. El Karité puro es 100% natural, sin ningún aditivo. Es grasa vegetal pura. La mejor calidad proviene de los árboles de Burkina Fasso, Costade Marfil, Malí y Sudán.

No huele ni sabe a nada y es un emoliente fantástico para la piel. La nuez del Karité contiene de un 45% a un 55% de materias grasas, que es extraída mediante un procedimiento sencillo para elaborar la llamada manteca de Karité. Tradicionalmente, esta manteca se obtiene sacando la pulpa del fruto mediante fermentación, lavándola y triturándola posteriormente. Después de la cosecha, las nueces del Karité se extienden al sol durante un cierto lapso de tiempo, se extraen de la envoltura y se prensan en frío para obtener la sustancia grasa.

quimica02

En África, la manteca de Karité no sufre otras transformaciones. Es rica en ácidos grasos insaturados y evoluciona rápidamente, sobre todo a nivel olfativo. Sin embargo, puede igualmente refinarse para que logre ser más estable en el tiempo. El Karité actúa brindando una gran protección a la piel contra las agresiones exteriores y los rayos del sol, por lo cual es ideal como crema solar.

Tiene propiedades suavizantes y nutritivas, que activan la regeneración de la piel y evitan la formación de estrías. La Manteca de Karité se puede aplicar sobre la piel de las mucosas y la zona de los ojos. Gracias a su excelente poder de masaje para el cuerpo, se incorpora naturalmente en las leches corporales y las cremas, pero también en los productos de maquillaje: barras de labios y fórmulas de protección solar.

Es muy apropiada para las pieles secas, grasas y pocos hidratados, así como también para las pieles que se pelan muy a menudo (descamaciones, dermatitis). Y es ideal también como crema para los labios.

Evelyn Celis V.
Cosmetologa Profesional.
Contacto@cosmetologaschile.cl

Te gusto este articulo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Déjanos un comentario