LA IMPORTANCIA DE LA EXFOLIACION

 

Exfoliación-corporal-casera

Para conseguir una piel luminosa, mucho más fresca y joven, debemos cuidarla, hidratarla y protegerla del sol, pero hay algo primordial en este mantenimiento que es la exfoliación.
La exfoliación, Peeling o Scrub como también se conoce, consiste en eliminar las capas de células queratinizadas más superficiales de la piel y también eliminar las impurezas que se encuentran en nuestra piel.
La exfoliación también potencia la acción de cualquier cosmético que se aplique en la zona, ya que la piel está lista y preparada para recibirlo de mejor manera, no debemos olvidar adaptar nuestro exfoliante al tipo de piel que vamos a tratar.

* Objetivos de un buen pelling:

Con este tratamiento conseguimos:

* Eliminar células muertas.
* Eliminar impurezas y suciedad.
* Activar la micro circulación de la piel, con lo que mejoramos la oxigenación, y la llegada de nutrientes.
* Evitamos que el vello se enquiste.
* La piel adquiere un aspecto más suave y luminoso.
* Mejoramos la regulación de sebo en una piel grasa.
* Los tratamientos posteriores penetran mejor.

Hay exfoliantes para el rostro y exfoliantes para el cuerpo; esta diferencia no reside solo en su composición.
Los exfoliantes corporales, tiene un gránulo más grande ya que la piel del cuerpo es más gruesa, en cambio en la piel del rostro, al ser más fina, utilizaremos un gránulo más pequeño.
La intensidad de la exfoliación también será diferente, más suave en el rostro y algo más intensa en el resto del cuerpo.

Podemos encontrar exfoliantes físicos, más utilizados por los usuarios. Se basan en un arrastre mecánico y pueden clasificarse según su origen (animal, mineral, vegetal o sintético).
Otro tipo de exfoliantes son los químicos, utilizados únicamente por profesionales médicos, su aplicación es más agresiva, la exfoliación se basa en la aplicación de alfahidroxiácidos y de betahidroxiácidos.

Exfoliante casero (3)

Modo de aplicar un exfoliante:

La piel limpia se ha de humedecer ligeramente con agua tibia. Con esto conseguimos que las partículas que exfolian ,se deslicen fácilmente sin provocar irritación cutánea.
Nunca se hará una exfoliación con la piel seca y al momento de exfoliar el rostro se evitara el contorno de los ojos.

ROSTRO: suave, piel ligeramente humedecida y efectuando un masaje en forma circular, esto puede hacerse con cepillo de cerda muy suaves que se venden en el comercio o con las yemas de los dedos. Debemos tener especial cuidado con las zonas más sensibles, contorno de los ojos, comisura de los labios, etc.
Retiraremos el producto con abundante agua y después tonificaremos e hidrataremos la zona.

CUERPO: al igual que en el rostro, se recomienda que la piel esté ligeramente humedecida, movimientos circulares siempre en dirección desde los pies hacia arriba para facilitar la circulación linfática.
Por último enjuagar con agua tibia para sacar todo el resto de gránulos que puedan quedar  en el cuerpo, se recomienda que el ultimo chorro de agua sea fría para tonificar nuestro cuerpo.

La piel después de la exfoliación quedara preparada para un tratamiento específico posterior.

 

Evelyn Celis Villegas
Cosmetologa Profesional
N° Reg. S.N.S # 899
Directora de Cosmetologaschile.cl
contacto@cosmetologaschile.cl

 

Te gusto este articulo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Déjanos un comentario