¿Qué tipo de piel tengo? Averígualo con este sencillo Test:Artículo anterior
 PROPIEDADES DEL ACIDO MANDELICOArtículo siguiente

Tu encuentro con la estética

Siganos

  • Siguenos en Facebook
  • Siguenos en Twitter
  • Siguenos en Twitter

EL CUIDADO DE NUESTROS PIES

Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
EL CUIDADO DE NUESTROS PIES

pies 1

Los pies son los encargados de soportar todo el peso del cuerpo y, en cambio, son una de las partes del organismo más olvidadas. El uso de calzado inadecuado y el paso del tiempo son sus principales enemigos. Por eso, es muy importante prestar especial atención al cuidado de los pies.

Hidratación: 
Como en el resto del cuerpo, la hidratación es fundamental para mantener la piel de los pies hidratada y suave. La sequedad en el talón y las plantas de los pies son la antesala de las incómodas callosidades, originadas por las rozaduras con los zapatos. Se recomienda aplicar crema hidratante en los pies con un buen masaje todas la noches antes de ir a dormir.
Para mantener unos pies cuidados y evitar que la piel se reseque es necesaria una buena y frecuente hidratación, además del uso de exfoliantes. Eso deshará también la piel muerta y reducirá el grosor de los callos.
En el caso de tener la piel más seca de lo normal y tendencia familiar a tener los talones agrietados, es posible que sea necesaria una crema específica para esta parte del pie. Así puede evitarse que se resequen.
Las que contienen dimeticona penetran en la epidermis y crean una capa protectora que mantiene fuera la humedad. Otras incluyen ácidos alfa, o beta hidroxi, o urea, que ayudan a que la piel muerta se desprenda y favorecen el desarrollo de la células nuevas.

Mal olor: 
El mal olor de los pies es un síntoma de que alguna cosa nos está sucediendo. Las causas pueden ser:
–Hongos y bacterias: su presencia en los pies origina directamente mal olor.
–Calzado inapropiado: especialmente en verano no se debe ir con zapatos demasiado cerrados, ya que los pies no transpiran, sudan y causan mal olor.
–Alteración del sistema nervioso: el exceso de sudor puede ser propiciado por el estrés.
–Otras causas: el mal olor puede ser un síntoma de desequilibrios hormonales, de la ingestión de ciertos medicamentos o de problemas metabólicos.
El mal olor también tiene remedio. Es necesario lavar los pies a conciencia y que el secado sea exhaustivo sin dejar rastros de humedad. Hay que usar calzado transpirable y calcetines de fibras naturales, como los de algodón puro, que previenen la sudoración y, por tanto, el mal olor.Hay polvos y antitranspirantes que no siempre erradican el olor, pero pueden ser de ayuda. Una opción es el óxido de zinc en polvo, que puede aplicarse después de lavar los pies y que requieren un nuevo lavado al final del día. Otro remedio natural son los baños en una solución de agua y vinagre.

Durezas y callos: 
Se generan por una fricción de los huesos del pie a causa de un calzado. Si padeces de esto, lo más recomendable es que le preguntes a tu podólogo cómo curarlo. No lo trates tú mismo porque puedes empeorar el problema.
Para tratar las asperezas, puede ser eficaz poner los pies en agua o en un baño durante 10 o 15 minutos para ayudar a suavizar la piel. Después hay que utilizar regularmente una piedra pómez o una lima para pies en los callos y talones una vez humedecidos.Algunos podólogos recomiendan baños calientes en té negro, que contiene ácido tántico. Éste actúa como antibacteriano natural y reduce la posibilidad de que aparezcan hongos, como el conocido pie de atleta. Como hidratante, se recomiendan también cremas con manteca de karité o manteca de cacao.

Hongos: 
Es contagioso y se transmite por contacto directo al compartir el calzado o caminar descalzo sobre áreas tales como vestuarios o piscinas. Generalmente se combate con cremas antimicóticas o medicamentos orales en los casos más graves. Durante el tratamiento es importante llevar los pies limpios y secos dentro del calzado.
La humedad y el calor son ambientes ideales para su desarrollo, por eso, para evitar la formación de hongos debes mantener siempre tus pies limpios y secos, y procura no estar mucho tiempo descalzo.
Utiliza la talla adecuada de calzado: Muchas personas utilizan la talla incorrecta de calzado, es muy importante usar la correcta que se adecue al tamaño del pie.

Uñas:
El buen mantenimiento de las uñas es importante no sólo por cuestiones estéticas, sino también físicas, ya que son las encargadas de proteger las yemas de los dedos. Las de los pies son más susceptibles de sufrir infecciones y golpes o pisotones. Hay que mantener las uñas limpias y cortarlas con cortaúñas o con unas tijeras especiales. Se debe cortar de forma recta para evitar que las uñas se encarnen, y nunca demasiado cortas.

Evelyn Celis Villegas
Cosmetologa Profesional
N° Reg. S.N.S # 899
Directora de Cosmetologaschile.cl
contacto@cosmetologaschile.cl

Sin Comentarios

Sin Comentarios Este artículo no tiene comentarios aun

Estariamos honrados de tener su comentario. Gracias!

Usted puede ser el primero en dejar un comentario !

Deje un comentario

Su correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios son los marcados con *

Pies

Que es la Ictioterapia con peces Garra Rufa

Que es la Ictioterapia con peces Garra Rufa   0

¿Qué es la ictioterapia? Es lo que muchos se preguntarán, ya que este nombre es poco conocido. Pero si hablamos de spas de pies con peces, puede que la idea [...]

Selecciona una categoría

Banner

Noticias más vistas

Banner

Videos

No posts where found